Inspección de Trabajo da la razón a SATSE Alicante en una denuncia por agresiones al personal de Salud Mental del H. de Orihuela

29 marzo 2018

El Sindicato de Enfermería, SATSE, ha obtenido una resolución de la Dirección General de la Inspección de Trabajo en la provincia de Alicante en la que obliga a la Conselleria de Sanidad a aumentar, entre cinco y seis celadores, la plantilla del Servicio de Salud Mental de Hospital Vega Baja (Orihuela). El motivo ha sido las reiteradas agresiones que viene sufriendo el personal de dicho Servicio, y en particular el colectivo de Enfermería.

valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
Haz tu comentario

En el mencionado Servicio de Salud Mental del Hospital Vega Baja existe una Unidad de hospitalización Psiquiátrica que se divide en dos, una de Adultos -con capacidad para 15 pacientes- y otra infanto-juvenil -con capacidad para 8 pacientes-. Esta última, la Infanto-juvenil, es centro de referencia para toda la provincia de Alicante y la comunidad autónoma de Murcia.

Ya en 2009, cuando se realizó la primera evaluación de riesgos laborales de esta Unidad, se destacó como punto a mejorar la seguridad de los trabajadores, debido a la prevalencia de agresiones físicas hacia el personal, por parte de los pacientes ingresados.

Tal y como se refleja en los informes elaborados por el Servicios de Prevención de Riesgos Laborales de la Conselleria de Sanidad, desde el de septiembre de 2008 hasta el realizado el pasado año, se incide en los siguientes puntos:

- la plantilla actual de celadores es la misma que cuando funcionaba solamente la Unidad de Adultos.

- la violencia dirigida al personal de enfermería psiquiátrica se identifica como un riesgo para la salud en el trabajo.

Durante el año 2016, se notificaron cinco agresiones y en el año 2017 se han notificado tres agresiones físicas a los trabajadores, cursadas como accidente laboral y con incapacidad temporal por lesiones, todas ellas acontecidas en la Unidad Infanto-juvenil.

El problema ha sido tratado en múltiples ocasiones, a solicitud de los representantes de los trabajadores, sin que la Administración tomase cartas en el asunto.

Ante la inoperancia y falta de resolución al problema, SATSE se vio en la necesidad de actuar en consecuencia, presentando una denuncia con solicitud de “urgencia” en la Inspección de Trabajo a finales de enero de este año.

La Dirección General de la Inspección de Trabajo ha entendido dicha urgencia, y, en un corto espacio de tiempo, ha resuelto de forma textual:

“6º.- se ha procedido a formular al hospital Vega Baja de Orihuela, propuesta de requerimiento a fin de que, proceda a reforzar la plantilla de celadores como medida preventiva indispensable a efector de reducir el riesgo de agresión del personal adscrito al Servicio de Psiquiatría, en al menos, 5 celadores, además de reforzar con celadores de otros servicios, y se recomienda la contratación al menos, de otro celador más, adicional a los anteriores, a fin de cubrir las necesidades del servicio derivadas de incidencias tales como vacaciones, bajas, permisos, etc.”

“Plazo: 2 meses desde la propuesta de requerimiento, debiendo aportar la actuante la documentación acreditativa oportuna al término de dicho plazo.”

Desde el Sindicato de Enfermería, SATSE, manifestamos nuestro compromiso para poner freno a la lacra de las agresiones.

Añade tus comentarios

Debes estar identificado para subir comentarios

Comentarios (0)

No hay ningún comentario